PLAYOFFS 2018: SIXERS DESTROZARON A HEAT EN LA SEGUNDA PARTE

 Philadelphia 76ers vs Miami Heat (130-103)

No era un sueño. Lo que habíamos visto en temporada regular era real como la vida misma. Los Sixers se llevaron el primer partido de la serie con una segunda parte de matrícula de honor. Los playoffs 2018 han comenzado con sonido Philadelphia.

Ben Simmons celebrando un mate tremendo tras romperle la cintura a Olynyk. (Créditos: Sixers Staff)

El conjunto de Brett Brown comenzó el choque con muchos nervios. Los jugadores no se encontraron cómodos hasta el descanso. En el primer cuarto llegaron a estar doce abajo en el marcador. Los ajustes defensivos no funcionaban ante la ofensiva liderada por Kelly Olynyk. El jugador interior de Miami se marcó una primera parte extraordinaria con 14 puntos en en 15 minutos. Su mejor acompañante fue James Johnson con 13 tantos y 4 asistencias en dicho periodo.

La dinámica del partido cambió radicalmente en la segunda parte. Los Sixers pisaron el acelerador y no volvieron a mirar atrás. Un parcial de quince a cero liquidó a los visitantes. Cada vez que trataban de reponerse, recibían un triple demoledor. La recuperación del conjunto local vino de la mano de los tiradores. Lo comentábamos en la previa de estos playoffs 2018. El equipo necesitaba que Redick, Belinelli e Ilyasova mantuvieran su nivel de acierto.

Sixers metieron 18 triples con 64 % de acierto

El escolta Redick fue el máximo anotador del partido con 28 puntos (4-6 en triples, 8-8 en libres). El jugador sacó a relucir su liderazgo cuando más lo necesitaba el equipo. Y ello a pesar de que casi se lesionó en la primera jugada del encuentro. Llegó a retirarse a los vestuarios por una mala caída. Afortunadamente no tuvo problemas para regresar a lo grande. Si algo se le pedía a Redick, es que fuera un ‘killer’ en momentos cruciales. Fue exactamente lo que hizo ante Miami.

Marco Belinelli fue una pesadilla para los visitantes. El escolta italiano metió 25 puntos saliendo desde el banquillo, con 4 de 7 en triples. Belinelli metió más de una canasta imposible, a su estilo, totalmente desequilibrado. Anotó un triple escandaloso en los últimos minutos que impresionó hasta sus propios compañeros.

Ersan Ilyasova no comenzó bien el partido, aunque se recuperó por completo en la segunda parte. Para mí fue el mejor hombre de la noche con 17 puntos (3-4 en triples) y 14 rebotes. Este jugador lo da todo en la cancha, tanto en ataque como en defensa. Parecía que no tenía su mejor día, que era mejor dejarlo en el banquillo, pero al final se encargó de doblegar al rival.

Ben Simmons se quedó a un rebote del triple-doble

Ben Simmons aprendió algo muy importante en su primer partido de playoffs. Sin pérdidas, mucho mejor para el equipo. El novato australiano cometió cinco pérdidas en la primera mitad, y ninguna en la segunda. Simmons se quedó a un rebote del triple-doble con 17 puntos, 14 asistencias y 9 rebotes. Dejó varias jugadas para la galería, sobre todo una ante Olynyk. El jugador interior de Miami se quedó helado ante el ‘crossover’ demoledor de Simmons en el tercer cuarto.

Dario Saric volvió por sus fueros con 20 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias. El croata se apuntó a la fiesta de triples de sus compañeros con 4 de 6. Saric no tuvo piedad de los visitantes, y se los cargó en la segunda parte con tres triples fundamentales.

La actuación de Robert Covington no puede quedar en el olvido. El alero de Philadelphia estuvo extraordinario en el primer partido de estos playoffs 2018. Ya en la primera jugada se marcó dos tapones consecutivos. El segundo fue señalado injustamente como falta. Covington realizó un esfuerzo tremendo en tareas defensivas. Para mí fue otro de los hombres clave de la victoria ante Miami Heat. Finalizó con 9 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias y 3 tapones.

Los Sixers han demostrado una superioridad absoluta en el primer partido de la serie. La siguiente cita será en la noche del lunes. Se está especulando con la vuelta de Joel Embiid para el segundo partido. Al entrenador rival no le quedará más remedio que motivar a un Whiteside totalmente apagado. Anoche jugó tan solo doce minutos y su cara fue un poema en el banquillo.

117 Comentarios

Deja un comentario